jueves, 7 de junio de 2012

Los Cuentos de Pippa 4.....Conociendo a Ninwa




Ilustraciones By La MArgarita Roja


Tani le dijo a Pippa que le siguiera, iban a realizar un gran viaje.
Salieron del agua y Tani le sugirió a  Pippa que si quería estar allí tendría que aprender a volar.
Entonces Tani llamó a una nube e inmediatamente apareció, le dijo que subiera y que se dejara llevar….Pippa estaba emocionada y un poco nerviosa ya que nunca había volado.
Tani se subió a la nube con Pippa, que empezó a ascender lentamente.
 No sabía que tenía que hacer y estaba continuamente preguntándole a Tani.

-Pippa para poder volar lo primero que tienes que hacer es no intentar controlarlo todo, eso no te pertenece a ti, la segunda parte es ir a donde realmente quieras ir, si intentas ir a donde no quieres la nube te llevará a otro lado diferente…. Ahora es un poco difícil de controlar porque de donde tu vienes las cosas funcionan de otra manera, pero estoy convencida que lo conseguirás.-

En el primer intentó, no consiguió llegar a ningún sitio al que quisiera ir, la nube le llevaba una y otra vez frente a un alargado y delgado árbol, al que no le quedaba hojas.
En el segundo intento, de nuevo la nube se dirigió a este árbol, pero en esta ocasión se quedó parada, no se movía hacia ningún lado, entonces Pippa se sentó y enfadada se mantuvo observando.

-Este árbol parece triste, ¿qué le ocurre?, todas su hojas han desaparecido y sin embargo los árboles que le rodean están muy hermosos….no lo entiendo….
-Pippa este árbol dejó de creer, de imaginar, se dejó llevar por la tristeza y no quiso aprender más.-
-¿Por qué?- le preguntó Pippa.
-Eso lo tendrás que descubrir por ti misma- le contestó Tani.
-Ahora Pippa creo que estás preparada para volar tu sola, inténtalo de nuevo-.

Pippa dejo la mente en blanco y la nube empezó a subir, a volar alto, tan alto que le llevó a las estrellas…
Entonces se paró y en lugar de desesperarse porque no se movía, se mantuvo observando todo lo que le rodeaba, disfrutando de aquellas privilegiadas y maravillosas vistas.
 Cerró los ojos y se tumbo en la nube, cuando volvió abrirlos había otra niña a su lado, tumbada también en una nube.
La niña sorprendida la miró y ésta con una gran sonrisa le dijo:

-¡Hola¡ soy Ninwa, ¿quieres dar un paseo?....

Los Cuentos de Pippa 3....Nuevos amigos



Ilustraciones by La MArgarita Roja


El niño le comentó a Pippa que volviera a mirar el libro… estaba en blanco, no había ninguna frase, ninguna letra, ninguna ilustración desde la página 15 en adelante,curiosamente era ahí donde las verdaderas aventuras empezaban…le explicó que ella era la única persona que podía ayudarle a rescribir la historia.
Pippa aceptó, de repente aparecieron sumergidos en el agua, parecía ser el mar, pero los seres que habitaban allí eran cada cual más asombroso…
En ese momento una especie de abeja apareció y se colocó justo delante de ellos, el chico la saludó  y empezaron a seguirla.
Pippa se dio cuenta de que podía respirar debajo del agua, aquel sitio era fantástico…
Y no sólo podía respirar, sino que también podía hablar….
-¡Genial¡-,No pienso abandonar nunca este lugar-.

Aquello era indescriptible, todo era de colores, colores suaves, tono pastel, aquella aldea marina parecía muy tranquila y apacible…
Llegaron a una especie de burbuja gigante, la abeja se situó delante y desapareció, el niño le indicó a  Pippa que se pusiera frente a ella, al acercarse la absorbió , introduciéndola dentro.
Él y la abeja empezaron hablar en un extraño idioma y no paraban de mirar a Pippa, la abeja no parecía estar muy contenta por como fruncía el ceño y  por su tono de voz, observaba a la niña con una mirada desafiante y desconfiada.
Entonces el niño le indicó  que se tenía que marchar y que  ella debía permanecer allí.
-Se llama Tani y te va a explicar algunas cosas…no tengas miedo, puedes confiar en ella-.

Justo en ese momento apareció una burbuja un poco más pequeña, el chico se fue acercando hasta que desapareció.

viernes, 1 de junio de 2012

Los Cuentos de Pippa 2....El comienzo de una gran aventura




La niña estaba tan sumergida en las aventuras de estos personajes que dedicó gran parte de la noche a su lectura.
El padre de Pippa al ver que la luz de su habitación estaba encendida tan tarde, se acercó para ver que estaba haciendo, al abrir la puerta pudo observar que estaba tan entretenida leyendo que no se había percatado que había abierto la puerta.
 Permaneció  unos minutos observándola emocionado. Tenía una antigua librería que había heredado de su padre, al mismo tiempo que también había heredado su gusto por la lectura.

-¡Pippa!- ¡Pippa!!!-.
 -Es hora de irse ya a dormir que mañana tenemos que hacer un largo viaje-.
Pippa cerró el libro señalando la última página leída.
Cuando se estaba quedando dormida empezó a escuchar unos ruidos en la habitación, más concretamente cerca del libro que había estado leyendo.
 Se levantó y encendió la luz, miró el libro y pudo ver que estaba abierto.
Era extraño porque ella estaba segura que lo había cerrado.
Lo volvió a cerrar, apagó la luz y se metió en la cama.
Entonces sonó un ruido aun más grande que el anterior, Pippa se quedó quieta en la cama esperando a ver si ocurría algo....
Fue en ese instante cuando pudo escuchar con gran claridad que algo estaba correteando por su habitación.....
De un salto salió de la cama y encendió la luz, se puso a mirar por todos los recovecos de la habitación, Pippa estaba totalmente segura que algo o alguien estaba allí, cual fue su sorpresa al ver que el libro estaba abierto de nuevo por la última página que había leído, pero en la ilustración que había en la parte izquierda faltaba algo....
Otra vez esos ruidos empezaron a sonar...Pippa había visto pasar algo rápidamente...
Y susurró -¡déjate ver!- ¿qué quieres?, ¿quien eres?....
Sintió como algo o alguien se sentó en la cama,  giró la cabeza y por fin pudo verlo, era el niño que aparecía en las aventuras del libro....
El niño afligido le dijo a Pippa que necesitaba su ayuda, necesitaba que le acompañara porque su hermana había desaparecido y ella era la única que le podía ayudar….



Los Cuentos de Pippa


Ilustraciónes Elena Rojo


Pippa estaba un poco cansada de hacer siempre lo mismo, así que empezó a  rebuscar en los libros que estaban ubicados en las estanterías de la sala de estar.
Había todo tipo de libros, de historia, de ciencia ficción, de misterio, de aventuras….
Decidió ir apilando todos los que le parecían interesantes, pero había una parte de la estantería a la que no podía acceder, Pippa decidió usar una silla para poder alcanzar  la parte más alta de, aunque tuvo que ponerse de puntillas porque apenas conseguía rozar con los dedos…
Así, que pensó en coger varios libros, aun sin saber cuales eran, para irlos amontonando y así luego seleccionar cual le interesaba más.
Con algo de dificultad alcanzó dos de ellos pero uno se le resvaló y salió despedido al suelo de la habitación.
Se bajo de la silla para poder buscarlo, estaba justo debajo de ella.
En ese momento Pippa decidió abrirlo para ver de que trataba.
 Narraba una divertida historia de unos niños y unos animales que vivían grandes y extraordinarias aventuras