miércoles, 25 de enero de 2012

El bosque Lila

La  chica entro en una cueva que estaba llena de pequeñas luciérnagas que revoloteaban alrededor .....

Ilustraciones Elena Rojo


Una vez hubo entrado aquella extraña mujer las luciérnagas le siguieron en fila como si la fueran escoltando.

Me frote los ojos porque no me podía creer lo que estaba viendo, salí de detrás del árbol , me quedé un rato esperando y decidí acercarme a la oscura cueva.

Cuando me llegué a ella, aparecieron dos luciérnagas, una se colocó delante mía y la otra detrás,al momento aparecieron más luciérnagas  y se pusieron a mi alrededor, no sabía  que iba a pasar así que me dejé llevar, andamos alrededor de unos cinco minutos y al momento se abrieron tres caminos diferentes, tomamos el de la izquierda.

Pasaban los minutos y no llegábamos a ningún lado...

Al fondo, empecé a vislumbrar luces moviéndose, más libélulas revoloteando al lado de otra especie de desvió...

Cuando llegamos allí ,me di cuenta de que no era uno más, sino la puerta a un sitio increíble,  entramos y la mujer del bosque lila estaba allí, era una gran biblioteca….

Aquellos insectos luminosos sobrevolaban el lugar colocando libros de un lado a otro.

Cada libro tenía su luciernaga particular que alumbraba durante su lectura.

Estaba alucinada...


Miré al fondo y vi a las dos mujeres....
No podía creer lo que estaba viendo, en ese momento llegó joven del bosque, me agarró de la mano y me dio un libro......

sábado, 21 de enero de 2012

La chica que hablaba con el bosque

"Era alta, delgada y me pareció observar que tenía un color de cara algo desconcertante, la seguí por todo el bosque y estoy totalmente segura de que ella lo sabía".....

En el pueblo me habían comentado algo sobre la chica...
Llevaba viviendo en aquel lugar unos tres meses y nada más llegar sentí que tenía algo especial, era muy peculiar, las calles tenían el nombre del oficio que se llevaba a cabo en ellas....
La Calle de los pintores era impresionante, estaba pintada entera con obras de arte que ellos mismos hacían en las paredes, siendo un lugar totalmente vivo, por otro lado estaba la calle de la fruta, toda la calle estaba decorada con frutas secas, figuras con frutas, dibujos.... en el centro  había una casetilla fabricada con frutas secas muy original....
En este pueblecito sólo se trabajaba por las mañanas, por las tardes y según dictaba la tradición los niños que quisieran aprender un oficio se dirigían a la calle correspondiente y les enseñaban cómo llevarlo a cabo.

Me quedé muy sorprendida porque de donde yo venía era todo totalmente diferente, era una ciudad enorme donde todo iba a  un ritmo vertiginoso.
El cómo llegué allí fue tan extraño que decidí continuar para ver que ocurría, pues bien, un día recibí un email diciendo que en aquel pueblo necesitaban una maestra urgentemente y yo como estaba buscando trabajo les repondí de inmediato.

 Sin darme cuenta, al mes siguiente, estaba allí instalada y trabajando.
Nada más llegar escuche a dos niños hablando sobre ella, uno de ellos ,con cara de asombró, le contaba al otro que la había visto cuando estaba en el bosque paseando su perro.

Yo seguí mi camino porque acababa de llegar y tenía que instalarme.
Cuando ya lo tenía todo colocado y ordenado salí a dar una vuelta y conocer un poco el pueblo, me pusé a callejear y llegué a un lugar lleno de bares muy originales.. el primero en el que entré,se asemejaba a un bosque, todo estaba tallado en madera y cubierto con trepadoras y musgo, las lámparas eran enormes y simulaban la forma de las enredaderas pintadas en diferentes tonos de verde, lo que le daba más realismo...
 Había dos mujeres muy peculiares vestidas con trajes de fieltro de colores, me senté cerca de ellas y las escuché hablar de una mujer que siempre paseaba por las noches en el Bosque Lila ,-¿El Bosque Lilia?, ¿Por qué lo llamarán así?- pensé .


 Llena de curiosidad les pregunté sobre el tema....
No me aclararon mucho, sólo me dijeron que la gente no se acercaba al bosque porque tenían miedo de una tal mujer que se paseaba por allí en la madrugada. Nadie sabía quien era, ni que hacía alli, parecía que todo el mundo la había visto, pero por su miedo, deduje que probablemente nadie la conociera, es más, pensé que nadie se había molestado en investigar sobre ello...

Cuando estaba atardeciendo me fui en busca del famoso Bosque Lila con mi perra Nica,
cuando llegué inmediatamente supe que ese era el bosque, es increible pero era Lila, los árboles daban unas flores blancas que parecían brillar a medida que te alejabas y las hierbas daban flores malvas y púrpuras, un espectáculo bellísimo.
Seguí paseando con Nica cuando empezó a ladrar descontrolada a algo que se movía de entre los arbustos, me acequé y me pareció ver una especie de figura, era una mujer muy extraña, llevaba un vestido ceñido y tenía un color de cara un poco pálido, por no decir de ultratumba...Decidí seguirla....se dedicaba a ir tocando cada una de las cosas del bosque y hablar con ellas...resultaba un poco desconcertante todo aquello, entonces me di cuenta de que se había percatado de mi presencia pero continuó adelante, no parecía que le hubiese molestado, en ese momento escuché a Nica ladrar como una loca, intenté guiarme por sus ladridos para encontrarla, pero ni rastro...regresé al lugar donde vi por última vez aquella mujer...

Continuaba allí......Y Nica estaba con ella........