sábado, 2 de julio de 2011

La primavera

Ilustraciones Elena Rojo
Se le ve feliz ¿verdad? ¿Pero que ha hecho esta niña para ser tan feliz?
Esta niña niña ha descubierto uno de los mayores secretos que nos han sido ocultado a lo largo de la historia de los cuentos.
Para explicarlo tenemos que remontarnos a unos años atrás, cuando Nube era niña.
Nube nació en una familia rica, lo tenía todo, dinero, los mejores trajes, los mejores zapatos, todos los juguetes que pudiera desear…..
Pero  desde que era pequeña no le interesaba nada de aquello, su madre la observaba inquieta porque no entendía por qué su niña era tan rara.
¿Qué había hecho ella para merecer aquello?....
A Nube sólo le gustaba salir al campo a jugar, le encantaba jugar con los bichitos y se pasaba las horas muertas observando gatos, tenía una rara obsesión con los gatos.
La hermana gemela de Nube no entendía como aquella niña tan igual a ella podía ser tan diferente, incluso había llegado a pensar que aquella niña era adpotada.
Cuando Nube fue mayor había cosas que le habían sido inculcadas y que ella no entendía por qué tenía que hacerlas , pero las hacía, como ponerse esos zapatos con aquellos tacones tan incómodos, junto con esos vestidos tan raros y ajustados .

Al cabo del tiempo decidió que había llegado el momento, quería conocer otras personas, otros lugares.....
Decidió viajar sin destino alguno, no quería planear nada, quería vivir, conocer y experimentar.
La familia de Nube pensaba que estaba loca, no entendían como su hija podía hacer tal locura con lo feliz que se estaba en casa cerca de sus seres queridos…..
Nube subió al tren y se sentó al lado de la ventanilla, tenía una habitación para ella sola, con una mesa entre  sillón y sillón, en el centro de la mesa había una lamparita, que cuando llegaba la noche, su luz junto con las sombras parecieran contar una historia.
Después de cenar Nube se puso a leer tranquila en su pequeña habitación del tren, pero en ese momento el libro salió despedido al suelo, se bajó a buscarlo pero no lo encontraba, se puso a rebuscar por toda la habitación pero no aparecía por ningún lado, cuando justo en la puerta lo vió, por fin….En el momento en que  Nube cogió el libro se dió cuenta de que no era su libro, era un pequeño diario. Al instante llena de curiosidad lo abrió y comenzó a leer…
A medida que  iba leyendo aquel diario se iba viendo totalmente reflejada en lo que esa persona había escrito….era como si ella lo hubiera escrito en un futuro….La chica se quedó dormida leyendo, olvidando por completo su libro caído en el suelo……
Entonces sonó un ruido en la puerta de su vagón, -Hemos llegado, por favor vayan recogiendo sus cosas y desalojen el vagón¡
Cuando salió del tren vió un cartel de madera donde con enredaderas y flores ponía ¡BIENVENIDOS A SAONIA¡……

5 comentarios:

  1. Me gusta mucho la originalidad y personalidad de la Ilustración, complementando esta bonita narración.
    Desconozco el por qué no has vuelto a editar entrada.
    Que te vaya bien.
    Saludos.
    Ramón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias ti por visitarlo, por cierto !Enhorabuena por el tuyo¡

      Nos seguimos leyendo por aquí...

      Saludos

      La Margarita Roja*

      Eliminar
  2. Este es un blog ideal para los peques.

    Gracias por compartirlo ¡¡ES HERMOSÍSIMO!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotros...

      Me emociona que os guste..

      Saludos

      La Margarita Roja*

      Eliminar
  3. Precioso, bonita narración y la imagen es genial. Hasta la próxima!

    ResponderEliminar